inicio       catálogo obra gráfica original       contacto       consultar precios  

 

ANTONIO ALCARAZ (Alicante, 1963)

Participa de un ejercicio de sensibilización y también de estetización de los espacios industriales en desuso que han pasado a ser patrimonio industrial, recuperando y evidenciando así su pertenencia a nuestra historia e identidad colectiva.

Su cámara recorre lugares y paisajes industriales, recoge últimos testimonios de fábricas y construcciones industriales, busca documentación, se interesa por su historia y se introduce en sus espacios de trabajo hoy vacíos y obsoletos, vestigios de un tiempo en el que los procesos de industrialización y la máquina eran sinónimos de progreso y modernidad.

Estos viejos edificios industriales, valores arquitectónicos, hacen a veces necesaria y posible su conservación y reutilización adaptativa. En los últimos años estas viejas instalaciones industriales dan paso a nuevos usos culturales. Ha aparecido así toda una bateria de conversiones, de las que tenemos numerosos ejemplos en las ciudades europeas y españolas: museos (Museo d'Orsay, en París, o el museo marítimo del Liverpool Albert Hall, o la Tate Modern de Londres), centros culturales (la Engine House de Cornwall), salas de exposiciones, teatros (el antiguo depósito de tranvías de Glasgow); o la reciente conversión de las Tabacaleras españolas en centros de producción cultural y artística.

Desde su juventud le ha interesado la parte estructural de la arquitectura: puentes, chimeneas, depósitos, harineras, metalúrgicas que inicialmente fueron concebidas para la producción industrial, en las afueras de las ciudades y que actualmente, en la mayoría de los casos,. debido al crecimiento de las ciudades, forman parte del tejido urbano marcando su presencia visual como signo y huella de la historia de la ciudad.

En los últimos años hay un creciente interés por las relaciones de arte e industria, patrimonio industrial. Algunos de los artistas referentes en su obra nos acercan a la estética de Tony Garnier, de Sant-Elia, de Chirico, Edward Hopper, enlazando otros más contemporáneos más contemporáneas como las de los Becher. El carácter interdisciplinar de sus obras en las que articula distintos lenguajes y distintos materiales: la fotografía, la pintura y la escultura, y materiales propios como el óleo, el grafito, los barnices, así como propios de la industria como el hierro o los plásticos. Su sólido discurso expresivo hilvana con agudeza de una forma indisociable elementos materiales, formales y temáticos.

Antonio Alcaraz maneja las actuales técnicas de reproducción, transferencias electrográficas, litografía, xilografía, serigrafía, donde parte de la fotografía de espacios industriales que él mismo captura como imagen original.

“Después su obra nos trasmite esta historia, estos datos, esta sensibilidad hacia el elemento industrial, y la memoria del lugar permanece. Esta es su contribución a la conservación del patrimonio industrial. Pero además, Antonio Alcaráz, dota a la imagen industrial con un nuevo valor estético, resaltando sus características, sus formas, sus conceptos, revalorizando este patrimonio y elevándolo al estado puramente artístico2”.

Antonio Alcaraz - Obra gráfica original (serigrafía artística).